Buscar
  • Azul Grosella

Cuando el GLUTEN es una “bomba” para tu organismo

En México y en casi todos los Países de Latinoamérica, la comida es el centro de reuniones familiares, de amigos y de oficina. Se relaciona hasta con afecto y cariño.

Ahora, imagina que te diagnostican con #EnfermedadCeliaca esa enfermedad autoinmune que daña tu intestino delgado evitando que absorbas los nutrientes que tu cuerpo necesita a través de los alimentos que consumimos y que el único tratamiento eficiente que existe para controlarla (no se cura) es a través de la modificación de tu alimentación, eliminando por completo todo alimento y bebida que pueda contener la más mínima cantidad de TRIGO, AVENA, CEBADA O CENTENO!

En un País donde el bolillo, el pan dulce, lo empanizado, las galletas, etc, es parte de todas las mesas que compartes en tu casa, con familia, con amigos y en la oficina. Donde para las personas ofrecerte un alimento es muestra de su cariño o educación y que tú tengas que rechazarlo amablemente y comience entonces, la parte más difícil de tu tratamiento: la gente a tu alrededor! No quiero decir que todos lo hagan difícil, pero si una gran cantidad de personas lo complican. Puedo testificar que básicamente palpé dos motivos principales:

El primero, por la “moda” y la necesidad de muchas mujeres de aceptación social a través de su físico y haciéndole fama a la “dieta sin gluten”, entonces, la gente alrededor cree que tú también estás en medio de una simple dieta que además, no te ayudarán a respetar. Como poco han oído de la enfermedad celiaca, les es más fácil almacenarlo en su segmentos de dietas y ya está. El segundo, con este concepto de “cariño” ligado a nuestra alimentación. Las reuniones sociales deben contener grandes banquetes de comidas diversas para demostrar nuestra anfitronía o bien, para hacerle saber a nuestros invitados que nos complace recibirlos. Esto complica muchísimo tener que rechazar un platillo que te ofrecen o peor, llegar con tu comida y explicar a qué se debe. La mayoría intentará persuadirte de que “pruebes sólo un poquito” que no pasa nada y está buenísimo (lo cual no ponemos en duda!)

Súmenle a estos dos puntos, que muy pocas personas creen en la nutrición como factor clave y determinante para nuestra salud. La inmensa mayoría, solamente lo asume para un tema de sobre peso y todo lo demás es como irrelevante o poco factible. Yo misma puedo confesar que hasta antes de mi diagnóstico poca atención y cuidado prestaba a mi alimentación. Hoy sé que mi estabilidad nutricional y por ende, la salud de mi organismo, depende al mil por ciento de seguir una dieta completamente libre de TACC y con ello, llevo meses aprendiendo a manejar el “no, gracias; mi salud me impide comer esto o aquello” e ir “toreando” las respuestas, sentimientos y comentarios de quiénes aún creen que con poco no me pasará nada! Soy consciente de mi auto cuidado y mi salud, lo demás, tendrán que trabajarlo o procesarlo ellos según sus propias necesidades.

Así que ánimo! Es posible llevar una vida social saludable y sin riesgos para nuestro organismo aprendiendo a liderar con la falta de información y conocimiento de nuestra enfermedad.

Y si tú conoces a alguien con enfermedad celiaca, te invito a apoyarlo evitando insistirle en comer o probar un alimento que puede dañar profundamente su salud.

Gracias por leerme y compartir #JuntosPodemos

#AzulGrosella #DeseosSaludablesYSustentables recuerda pasar por nuestro supermecado lleno de productos deliciosos libres de TACC.




4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo